arroz con tropezones

arroz con tropezones | receta de Al Sur Gourmet

A esta receta ella le daba el nombre de arroz con tropezones. Es uno de los platos que primero supe cocinar. Sencillo y de éxito asegurado con poco esfuerzo. También era de pocos ingredientes. Esos eran mis preferidos; si había muchos elementos con los que trajinar me incomodaba, era algo disuasorio; no prestaba mucha atención y esa receta dejaba de interesarme.Arroz con tropezones | arroz | al sur gourmet

Aprendí a cocinar algunos platos cuando ya había cumplido los cuarenta años. Ya contaré algún día las causas y motivos de mi repentino afán por los peroles. Mi madre fue mi paciente mentora.

Mi madre repetía eso ─que a mi me parecía un tópico manido─ de que lo principal era echarle ‘amor’. Con mi habitual cartesianismo le respondía preguntándole: “¿Cuántos gramos de ‘amor’ le pongo?”. Jamás me contestó a esa, mi continua, impertinencia.
 

LOS INGREDIENTES DEL ARROZ CON TROPEZONES

Basta con un vaso de arroz largo, una cebolla (no demasiado grande) y tres dientes de ajo, un cuarto de kilo de panceta y otro cuarto de un buen chorizo; sin olvidar el imprescindible aceite de oliva, la sal y unas hebras de azafrán. 
 
Arroz con tropezones | chorizo | al sur gourmet

¡A LA COCINA!

Lo primero es hervir el arroz en un recipiente con agua de sobra con la sal. Esperar hasta que el agua empiece a hervir y entonces echar el arroz. En unos veinte minutos el arroz estará listo, lo sacamos y lo ponemos en un colador a escurrir.
En una sartén bastante grande o en una de esas, tan de moda, de ‘wok’. Ponemos cuatro cucharadas de aceite y freímos la cebolla muy picadita junto con los ajos, igualmente picados. Más o menos, transcurridos tres minutos a buen fuego, añadiremos la panceta y el chorizo troceados en forma de cuadraditos y removeremos durante cuatro o cinco minutos. No olvidemos las hebras de azafrán.
Arroz con Tropezones | Azafrán | al sur gourmet

Ahora es el momento de volcar el arroz en la sartén y darle las vueltas precisas para mezclar. Una vez combinado todo lo podemos servir en una fuente del tamaño apropiado.

No es ninguna mala idea espolvorear el arroz con un poco de pimienta blanca o unas gotas de salsa oriental “teriyaki que podemos encontrar en cualquier supermercado.

Acompañar esta receta con un par de huevos fritos de generosa yema convierten esta comida en una auténtica delicia. 

¿Qué vino nos vendría bien? Pues miren…, me atrevería a aconsejar un tinto crianza de tempranillo, ese sería ideal.

¡Buen provecho!

Compártelo